¡Y UN HUEVO!

[portfolio_slideshow]

Gary LeMaster, licenciado en filología española y profesor, se interesó en este arte hace años. Al parecer empezó en las artes visuales limitándose sólo al uso de una pluma, carboncillo y tinta, pero es daltónico y no pudo evolucionar en este ámbito.

Fue entonces cuando empezó a crear escultura con cáscara de huevo. El proceso que sigue para su realización es muy meticuloso. En primer lugar, limpia y vacía el huevo, y espera lo que sea necesario hasta que se seca. Luego dibuja sobre él con un lápiz aquello que quiere esculpir. Para agujerear la cáscara, utiliza un taladro dental con puntas de diamante y carburo, que gira a 400.000 revoluciones por minuto. Utiliza un material abrasivo para eliminar los rastros de lápiz y baña el huevo con cloro 2 veces. Para finalizar, firma sus piezas y las sella con 3 o 4 capas de laca.

Sin duda, se trata de un arte muy original y detallado, y cualquier pequeño error, supone volver a empezar desde el principio.

Fuentes: huevosesculpidos.blogspot.com

Tags: , , ,

Un comentario de “¡Y UN HUEVO!”

  1. Christiana dice:

    The puracshes I make are entirely based on these articles.

Deja tu comentario